Assemblies of God SearchSite GuideStoreContact Us
Evangelización, Adoración, Discipulado y Compasión

Las Noticias RSS Feed

   Titulares adicionales

Buscar noticias AD
















En el momento en que un autobús escolar se le adelantó en una autopista de Little Rock al entonces director del departamento de agricultura de Arkansas, Buster Lackey, él decidió compartir con su esposa, Crystal, un pensamiento espontaneo: Puedo transformar ese autobús escolar en un autobús para alimentos.

Para Lackey, quien asiste a North Little Rock First Assembly, esa idea le parecía peculiar. Aunque su padre, David, era dueño de un negocio automotriz, Lackey no creció siendo un «mecánico».

«Ni siquiera tengo un juego de herramientas», dice Lackey, de 45 años.

Pero dos años después del incidente, Lackey formó parte de una asociación entre su iglesia con el Arkansas Children’s Hospital y Helping Hand, una organización benéfica católica, para transformar un autobús en una despensa móvil.

«Cuando Dios te dice que lo hagas, lo haces», dice Lackey.

Lackey tiene un doctorado en sicología de consejería. Su currículo incluye servir como capellán principal de un hospital y administrador escolar. Pero desde hace un tiempo su corazón se ha motivado por la difícil situación de los hambrientos, especialmente quienes no tienen transportación, y por lo tanto no tienen acceso a los alimentos.

Las estadísticas de USDA (Departamento de alimentación de los Estados Unidos) clasifica a Arkansas entre los estados con mayor inseguridad alimenticia, especialmente para los niños, en todo el estado, 250.000 de los 450.000 niños entre preescolar y el duodécimo grado reciben almuerzos gratuitos o a precio reducido. Lackey dice que USDA invierte $100 millones al año para alimentar a los niños de Arkansas.

Al anterior jefe de Lackey, el gobernador de Arkansas Mike Beebe, le gustó su idea y lo envió a Orlando, Florida, para ver ejemplos de viejos autobuses transformados en cocinas móviles. Al regresar creó uno para una organización secular sin fin de lucro.

Alrededor de ese tiempo Rod Loy, el pastor principal de NLR First AG  hizo una predica llamada «comparte tu almuerzo», y comenzó una colecta de alimentos de nueve semanas.

«Buster nos dijo que una de las necesidades era un banco de alimentos móvil para el hospital para niños de Arkansas», dice Loy. «Un porcentaje importante de los pacientes que vinieron a sus clínicas no tiene seguridad alimentaria o simplemente están hambrientos».

El hospital provee alimentos  a quienes lo necesitan. Pero necesitaba una manera de conectarse con Helping Hand, una organización benéfica que provee cuarentas bolsos de alimentos al mes para pacientes del hospital y sus familiares.

Cuando la iglesia le ofreció al hospital un autobús escolar de 1991 de la marca Blue Bird  que habían retirado de la flota de autobuses, el hospital sugirió que la iglesia donara el autobús al Helping Hand del área de Greater Little Rock.

«Somos una organización pequeña», dice Gayle Priddy Director de Helping Hand. «No teníamos los fondos para eso. Pero el Señor sabe lo que necesitamos. NLR First AG dijo que transformarían el ómnibus».

La iglesia recolectó $30.000 y asignó a Lackey la tarea de renovar el ómnibus por dentro y por fuera. Lackey, junto a David su padre, y su suegro Curtis Smith equiparon el ómnibus con nuevo piso, aire acondicionado y calefacción, refrigeración, contenedores para alimentos hechos de madera reciclada de pallets y cestos y un escritorio. Lackey contrató una compañía para que crearan un mural por todo el alrededor del ómnibus al que llamaron perseguidor de leones, basados en 2 Samuel 23:20-23.

El concepto de un banco móvil de alimentos es bíblico, según cree Lackey.

«En ninguna parte de la Biblia dice que Jesús dijo, ‘vengan a mi’. Él fue a ellos», dice Lackey, quien el primero de marzo ocupó el cargo de director ejecutivo en el Concilio sobre el envejecimiento en el condado Lonoke. «Él los buscó donde ellos estaban».

Cuando Lackey trabajaba en el ómnibus, conectó a la iglesia y a USDA para patrocinar «food fight» una cumbre para crear conciencia sobre el hambre a nivel del estado a la que asistieron 150 representantes, incluido Priddy, de organizaciones sin fin de lucro que luchan contra el hambre en Arkansas y agencias del gobierno.

«Él es alguien muy bondadoso y talentoso», dice Pridddy sobre Lackey. «Su labor es una labor de amor».

Loy le entregó las llaves del autobús a Priddy el 23 de febrero.

Lackey quiere mostrar a otros como dar diferentes usos a autobuses viejos, furgonetas y otros vehículos.

«He recibido una visión para transformar cualquier cosa en algo móvil», dice, «podemos reconstruir uno por menos de $30.000».



Lea este artículo en inglés/Read this article in English
   


Search AG.org-top-Spanish - NEWS Feed Archives

Recursos


Turismo Aventura:
Buen enojo, mal enojo

Artículo # 33TW2000